Cómo escoger tu primera guitarra eléctrica

Hace unos cuantos años, todo aficionado a la guitarra eléctrica tenía que gastarse un dineral en sus comienzos para tener una guitarra que sonaba realmente mal. Sin embargo, ahora tenemos la suerte de que la gama de guitarras se ha ampliado muchísimo: hay una gama media, e incluso media-baja extensa y bastante resultona, con lo cual todos los principiantes pueden tener una guitarra no muy costosa para darle guerra practicando. Esta opción también se extiende, cómo no, a todos los aficionados a las guitarras eléctricas, ya que podemos darnos el capricho de tener varias para dedicarlas al uso que queramos: afinaciones, ensayos…

guitarras eléctricas

Tu primera guitarra eléctrica

Volviendo a los principiantes, se aconseja que la primera guitarra eléctrica sea esencialmente sencilla. No es un requisito imprescindible, pero si es un factor práctico que nos facilitará el trabajo. También debe ser una guitarra barata, ya que aprender a tocarla requiere un tiempo y un esfuerzo mayor del que quizá puedas dedicarle, con lo que cual un desembolso grande e importante puede verse metido en su estuche al cabo de unas semanas.

Tu segunda guitarra eléctrica

Una vez que haya pasado un año, más o menos, y te des cuenta de que realmente te gusta tocar la guitarra y que puedes y quieres seguir dedicándole tiempo y esfuerzo, ya puedes plantearte cambiar tu equipo inicial por otro más serio. En este momento, lo ideal sería adquirir una guitarra de gama media, que esté entre los 200-300 euros de precio.

Existen muchos tipos de guitarra eléctrica: sólidas (cuerpo macizo), semi-sólidas (cuerpo parcialmente hueco), de caja (cuerpo hueco), con puentes fijos, con puentes no fijos y con puentes flotantes (floyd rose)…  Salvo que quieras dedicarte al jazz, lo habitual es empezar con una guitarra de cuerpo macizo.

Otro consejo para elegir nuestra primera guitarra es que, sea cual sea nuestro nivel, deberíamos probar todos los modelos que podamos, ya que leamos lo que leamos, y nos digan lo que nos digan, la intuición en el ámbito musical es súper importante, y de ella debemos fiarnos, así como de las sensaciones que nos produzca tal o cual instrumento. Para comparar sonidos entre las diferentes guitarras, lo mejor es hacerlo con un equipo simple: un amplificador económico y sencillo nos será de gran ayuda. En internet se pueden adquirir conjuntos de guitarra + amplificador perfectos para principiantes, y por tan sólo 100 euros. Además, hay que tener en cuenta que, con el objetivo de conseguir un buen sonido, el amplificador influye mucho más que la guitarra.

Hay otro detalle a tener en cuenta, y es que siempre que vayamos a adquirir una guitarra nueva o de segunda mano tenemos que comprobar que todos los elementos electrónicos funcionen correctamente, que las seis clavijas estén en buen estado y que suenen con claridad todas las notas de todas las cuerdas y todos los trastes.

Por supuesto, también deberemos comprobar que la guitarra afina bien, además de que no se vaya de golpe y se mantenga durante un tiempo razonable con un uso normalito.

Como conclusión, podemos resumir diciendo que nuestra primera guitarra debe cumplir estas premisas: sonar bien, guardar una buena relación calidad-precio, adaptarse a nuestras necesidades y, muy importante, debe gustarnos. Debemos sentirnos orgullosos de ellas, que nos entren ganas de que la gente la vea y presumir de ella. Está comprobado que así tocaremos más.

Anuncios
Cómo escoger tu primera guitarra eléctrica